Determinación

En la metáfora cósmica, la determinación está representada por los diferentes colores de la órbita estelar.

La flexibilidad de la representación orbital ayuda también a reconocer diferencias posicionales entre diferentes idiomas, por ejemplo, la posición del adjetivo, ‘pre-nominal’ en alemán vs. ‘post-nominal’ en español:

Además de la determinación jerárquica o simplemente dirigida entre los conceptos (N) y sus dimensiones conceptuales (Adj), la determinación entre las dos estrellas binarias (N + V) se da simultáneamente entre ambas:

Determinación doble entre concepto (N) y situación (V)

Determinación conceptual

In sensu lato todo lo que gira alrededor de un concepto (nombre) cumple una función determinativa. así por ejemplo el Sintagma Adjetivo (Aj+) “muy interesante”, puede determinar al concepto (nombre) “libro”, pero así mismo a un verbo atributivo: “es muy interesante”. Sin embargo aquí llamamos determinación conceptual a aquella que solo determina al concepto mismo (nombre), en su forma reducida (pronombre), o más extensa (sintagma nominal).

Se pueden dividir en tres tipos:

Actualizadores

el artículo.    Determina al concepto (nombre) en un espacio y tiempo concreto: la epidemia, el libro, una blusa, un instrumento, una máquina, …                   *El artículo funciona también como transformador (véase Transformación conceptual).

el posesivo.     Indica la pertenencia del nombre a un elemento de una situación determinada:mi libros, nuestra idea, su corbata, cuya hermana (cuyo(s)/a(s) también funcionan como pronombres)

el demostrativo.    Indica la lejanía o proximidad del nombre: este ejemplo, aquella tarde, … Ciertos demostrativos se anteponen siempre al concepto que determinan, de allí su nombre: predeterminantes. El español posee solo uno: todos/as.

 

Cuantificadores

numerales.   Miden en forma precisa al nombre. Cardinales: uno, dos, tres, …             ordinales: primer(o)/a, segundo/a, …; multiplicativos: doble, triple, cuádruple, …; partitivos: medio, …; distributivos: ambos/as, sendos/as, …

indefinidos:   Miden en forma imprecisa al nombre: algún/alguna, cierto/a,

 

Interrogativos-exclamativos

Preguntan por el concepto o exclaman algo de este¿qué persona?, ¡qué idea!

Determinación Situacional

Los verbos o las situaciones expresadas en la oración pueden ser determinados por una serie de sintagmas: Ella quiere comer (V –> SN); María es húngara (SAj); Escucha atentamente (SAv).

Pero al mismo tiempo la determinación situacional puede lograrse a través de partículas (satelites) que infieren en su significado. Los chicos van a Madrid  (hace referencia a la dirección) / Los chicos van en tren (indica el lugar)

Determinación Dimensional

Tanto los conceptos (nombres) como las situaciones (verbos) pueden ser determinadas dimensionalmente (adjetivamente). En el caso de los verbos, se trata de los así llamados atributivos.

 

Determinación Contextual

Los contextualizadores (adverbios, sintagmas adverbiales) pueden determinar a otros tipos de elementos (Av –> V, Av –> Aj) como así mismos (Av –> Av).